Asturianos en Emiratos Árabes

Cuaderno de viaje de nuestros reporteros

Asturianos en Emiratos Árabes

- noviembre de 2010Ángela López 

Es el lugar de los excesos, allí todo es superlativo:

Edificios, fuentes, centros comerciales, mezquitas, joyas...

Desde que aterrizas en esta especie de parque temático te quedas con la boca abierta.

Hace tres décadas, el petróleo obró el milagro y lo que era un conjunto de aldeas en mitad del desierto es hoy uno de los lugares más ricos del mundo...

Ahora, conscientes de que sus reservas petrolíferas no son infinitas intentan reorientar su economía hacia el turismo de lujo. NO les va a resultar fácil.

Es difícil atraer turistas manteniendo unas estrictas normas islámicas.

En Emiratos Árabes las mujeres debemos vestir de forma “recatada” eso implica llevar cubierta la parte superior de los brazos y las piernas.

En ciertas playas no permiten el acceso a las mujeres, el consumo de bebidas alcohólicas está limitado, nuestros asturianos necesitan que su jefe les autorice a comprar alcohol.

Las muestras de afecto en público pueden ocasionarte un grave problema, las relaciones entre personas del mismo sexo son delito, quedarse embarazada sin estar casada también y mostrar signos de embriaguez en la calle puede llevarte a la cárcel.

Hay más: recientemente el Tribunal Supremo de los Emiratos Árabes Unidos ha sentenciado que un hombre tiene el derecho de castigar a su esposa y niños con la condición de que no deje señales físicas...

Con estas estrictas reglas a pesar de tener la torre mas alta del mundo, el único hotel de siete estrellas del planeta, islas artificiales, centro comerciales inmensos y fuentes maravillosas creo que muchos no optaremos por elegirlo como próximo destino vacacional.

Gracias a todos los asturianos que nos acompañaron durante los días que estuvimos allí por que fueron los mejores guías que podíamos encontrar.

Nos divertimos, nos asombramos y descubrirnos una cultura y un país muy muy lejano al nuestro.

Fue un placer conoceros! Hasta pronto!

Fotos de nuestro viaje: