Asturianos en Hong Kong

Cuaderno de viaje de nuestros reporteros

Asturianos en Hong Kong

- enero de 2011Ángela López 

Ruidosa, ajetreada, consumista, muy contaminada y súper poblada… Así es Hong Kong!

Y sin embargo, tiene algo que enamora…

La llegada a Hong Kong impacta. Desde el primer minuto sabes que estas en un lugar muy, muy lejano.

Nada más bajar del avión el sofocante calor húmedo y una mezcla de indescriptibles olores te dan la bienvenida.

Superado ese primer momento llega la prueba más difícil: conseguir que un taxi te lleve a la dirección indicada.

Después de dos o tres intentos descubres que con la mayoría de hongkoneses es imposible mantener cualquier comunicación más allá de la meramente gestual.

Ni te entienden, ni lo intentan.

Así que lo mejor es relajarse y disfrutar del recorrido…

No será el último ejercicio de paciencia que tendremos que desarrollar mientras estemos aquí.

Pasear por una de las zonas mas densamente pobladas del planeta es una prueba de aguante constante. Son más de 7 millones de habitantes en tan solo 1000 Km. cuadrados y eso, ¡se nota!

Y mientras miro fascinada a uno y otro lado me parece imposible imaginar que, hace no tanto, este centro turístico financiero y comercial sólo era una sucesión de pequeñas aldeas de pescadores.

Hoy Hong Kong es uno de los 20 centros financieros más importantes del mundo, la primera ciudad del mundo en número de Rolls Royce matriculados y la segunda con mayor número de rascacielos. Y todo esto sin perder su cultura milenaria y sus supersticiones ancestrales.

Un magistral ejercicio de equilibrio que hace de ella una ciudad de extremos a la que no es fácil acostumbrarse pero que, cuando lo haces, acabas enganchado a ella.

Fotos de nuestro viaje: