Asturianos en Burdeos

Cuaderno de viaje de nuestros reporteros

Asturianos en Burdeos

- octubre de 2011María Luengo 

Alrededor de 6/7 horas en coche nos separan de la ciudad francesa de Burdeos, y aún así poco más suena de ella que el prestigio y el renombre mundial que le aportan sus vinos ¡qué no es poco! 125 mil hectáreas de viñedos, 57 denominaciones de origen y una producción anual de miles de millones de litros le avalan.

Por eso en nuestra visita a dicha zona francesa no podíamos dejar de adentrarnos en el mundo de los viniviticultores. Lo hicimos con la entrañable familia Rojo, a través de Pedro, Conchita, Teresa y Ramón, cabraliegos de pro con una historia detrás de forzosa emigración cuando aún eran niños. Ellos fueron los encargados de enseñarnos todo el proceso de la vendimia, a mano y a máquina, y recordarnos su sentida partida de Asturias y aquellos difíciles comienzos en Francia, repletos de esfuerzo y una buena dosis de rechazo. Historia viva de toda una generación que os recomendamos no perderos.

Y como Burdeos es también una ciudad renovada y viva, para disfrutar y pasear, con Cristina e Inés nuestras chicas de Gijón, callejeamos por una de las ciudades más monumentales de Francia, probamos sus dulces (¡toda una perdición!), recorrimos el barrio más multicultural y animado, y llenamos la cesta de la compra de pato y quesos, en uno de sus típicos mercados.

Con Amalia de Pola de Lena nos metimos de lleno en su Ópera, una de las más prestigiosas del país y cuyo ballet cuenta con el bilbaíno Ygor Yebra como bailarín estrella .Desde la sastrería al escenario, desde la terraza hasta el patio de butacas. Un recorrido interesante y fascinante días antes del re-estreno de Madamme Butterfly ¡Todo un privilegio! Una mujer de bandera, con una historia de coraje y superación, que nos contará lo mucho que pensar en volver a Asturias le ayudó en su recuperación ante una grave enfermedad.

Nos queda un protagonista más, Ángel de Gijón. Él fue el encargado de mostrarnos escenarios de película, hermosos e interesantes, situados en los alrededores de la ciudad. Un duna de récord en medio de un paisaje espectacular, y uno de los pueblos medievales mejor conservados de cuantos aún existen. No sin dejar de probar las famosas ostras del lugar. Una excursión divertida con el mejor guía posible.

Por todo esto, porque el sitio merece de verdad la pena, y porque nuestros paisanos y paisanas lo bordaron, os recomiendo que nos os perdáis Asturianos en el Mundo en Burdeos. Tened en cuenta, que es un destino asequible. Los precios allí no son más caros que aquí, en general (dejamos a un lado todo lo que tiene que ver con el alcohol y el tabaco ¡Vamos, lo vicios!). Así que nuestro programa puede ser un excelente avance de lo que allí os podréis encontrar.

¡Os espero a tod@s!