Asturianos en Cork

Cork, la ciudad construida sobre el agua

Es considerada la capital cultural y gastronómica de Irlanda

Cuenta con uno de los puertos naturales más grandes del mundo

Tierra de castillos y paisajes de leyenda, cuna de la tradición irlandesa

Cuaderno de viaje de nuestros reporteros

Asturianos en Cork

- noviembre de 2012Álex Boada 

Cuando alguien visita Cork por primera vez, lo primero que se le pasa por la cabeza es que es un destino ideal para los apasionados de la historia, la tradición y por supuesto, la cerveza. Aunque para ser sinceros, tengo que decir que los asturianos que nos guiaron en esta nueva aventura nos descubrieron mucho más.

 

Cork es la segunda ciudad más importante de Irlanda sólo superada en tamaño por Dublín y tiene la peculiaridad de que está construida sobre el agua, de hecho, hace años muchas de sus calles fueron canales.

 

Comenzamos nuestro recorrido con Jesús, un avilesino que nos muestra todos los secretos del centro de la ciudad. Desde el famoso English Market donde podemos encontrar todo un mundo de sabores hasta la catedral de San Finbar, donde descubrimos el “ángel de la resurrección”, un regalo del arquitecto que diseñó el templo y que encierra una historia que llega a poner los pelos de punta a más de uno en cuanto la conoce. También hubo tiempo de conocer la faceta más artística de Jesús en St. Anne´s Church, una iglesia católica con unas magníficas vistas de la ciudad, en la que nos permiten tocar las campanas al ritmo de Kumbaya y clásicos de los 70.

 

Con Susana conocimos el tesoro de la que es considerada capital cultural de Irlanda, la Universidad de Cork. Un edificio que parece transportarnos a otra época y que guarda en su interior una parte importante de la historia irlandesa. Y como no, probamos uno de los platos con más éxito de la zona y disfrutamos de música irlandesa en directo.

 

Si algo tiene esta tierra es que enamora a todos los que la conocen y eso fue precisamente lo que le pasó a Jairo, visitó la ciudad durante su viaje de novios y le gustó tanto que prometió volver algún dia y así lo hizo. Él nos muestra Crosshaven, un lugar donde se encuentra el primer club de regatas del mundo y uno de los pubs con más encanto de Irlanda.

 

Kinsale es un pequeño pueblo pesquero lleno de color, famoso por su artesanía y con mucha historia. En este lugar conocemos a Fran y Beatriz, una pareja que decidió liarse la manta a la cabeza y comenzar a formar una familia en tierras irlandesas. Con ellos conoceremos cómo es uno de los lugares más turísticos del sur de Irlanda.

Cork puede presumir de tener uno de los puertos naturales más grandes del mundo y con mayor actividad portuaria. Quizás por está razón uno de los trasatlánticos más famosos del mundo, el R.M.S. Titanic, decidió fijar Queenstown como última escala antes de comenzar su viaje a Nueva York. David es el encargado de mostrarnos parte de la historia de este buque que todavía queda en el lugar. Después cogeremos el tren y visitaremos el castillo de Blarney, un lugar muy especial dónde según nos han dicho, podremos conseguir el don de la elocuencia.

 

Luisa es la encargada de enseñarnos Westcork, una zona situada al oeste de Cork donde suelen veranear los irlandeses y que a nuestra protagonista le recuerda mucho a Asturias. Allí podremos contemplar uno de los monumentos megalíticos más importantes del país y disfrutar de un paisaje marinero acompañado de una buena cerveza.

 

Como no podía ser de otra manera, antes de terminar nuestro recorrido teníamos que conocer la noche en una ciudad como Cork. Y que mejor manera de hacerlo que acompañando a Alfonso en el Arthur´s Day, una fiesta que rinde homenaje a Arthur Guinness, padre de la famosa cerveza negra.

 

Os aseguro que Cork es una de esas ciudades europeas que sorprende, atrapa e incita al visitante a repetir. Así que si queréis disfrutar de la cultura celta y la tradición irlandesa, no tenéis más que dejaros llevar y recorrer uno de los destinos más apetecibles del sur de Irlanda.