Asturianos en Ginebra

Cuaderno de viaje de nuestros reporteros

Asturianos en Ginebra

- febrero de 2011Irene Tamargo 

Al hablar de Suiza a todos inmediatamente se nos viene a la cabeza la imagen de Heidi correteando por las montañas, pero lo cierto es que Ginebra nada tiene que ver con esa estampa. Casi por completo rodeada de territorio francés es la segunda ciudad más importante del país después de Zúrich. Es conocida como la 'Capital de la Paz' por lo numerosos organismos internacionales que tienen su sede allí, como la ONU o Cruz Roja, pero también es un lugar donde se palpan los lujos y los excesos. Sólo es necesario echar un vistazo a los 'cochazos' que circulan por las calles, los inmensos edificios de bancos y las tiendas con los relojes más exclusivos. En más de un escaparate se nos quedaron la nariz y los ojos pegados. Pero no se le puede quitar el mérito, Ginebra aparece en todas las encuestas como uno de los sitios más seguros del planeta y con mejor calidad de vida. La tasa de paro es del 3´6% y un sueldo mínimo ronda los 3000 euros, pero frenen!! No vaya a ser que más de uno ya esté haciendo las maletas. Vivir allí también es muchísimo más caro como vamos a poder comprobar, sobre todo los alquileres de los pisos, la comida y la sanidad, que es privada.

¿Y qué decir de los ginebrinos y ginebrinas?, pues que como buenos suizos destacan por ser muy educados, puntuales y ordenados. Aunque escasean, ya que el 50% de la población que vive en Ginebra es extranjera. Y aquí es donde aparecen ya nuestros asturianos, que por unos días se convirtieron en guías y en los mejores anfitriones.

Con Jose descubriremos los rincones más sorprendentes de la ciudad. Un paseo por el casco antiguo con visita obligatoria a la Catedral Saint- Pierre, donde daba sus sermones el padre del protestantismo, Juan Calvino. El reloj de flores, el Parque des Bastions o el Jet d´eau serán otros de los lugares que visitaremos.

¿Quieren conocer los entresijos de la banca Suiza? Javier, ovetense afincado en Ginebra desde hace 4 años, nos desvelará algunos de sus secretos.

En el famoso CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear) trabaja Isabel, gran embajadora de nuestra tierra y muy aficionada al esquí. Con ella subiremos a las montañas de Al Jura, nos abrirá las puertas de su casa y degustaremos una exquisita cena.

Y por supuesto no nos podíamos marchar sin probar el chocolate suizo. Manuel nos hará caer en las tentaciones más dulces. Imposible resistirse.

Si lo que les apetece es conocer algo más de las costumbres del país no se pierdan a Rita, una joven gijonesa que repite experiencia en Ginebra. Por cierto, ¿sabían ustedes que para los turistas todo el transporte público es gratuito? Ella nos lo cuenta.

Y por último Carlos y Lucía nos enseñarán la noche ginebrina. Una fondue de queso, cerveza y unos amigos de lo más variopinto. ¿Se imaginan a una joven de Azerbaiyán cantando nuestro 'Asturias Patria Querida'? Yo les recomiendo que no se lo pierdan.