Asturianos en Holanda

Cuaderno de viaje de nuestros reporteros

Asturianos en Holanda

- octubre de 2010Ángela López 

Cosmopolita, tolerante y liberal, así es Holanda. No es un tópico. En este país parece que todo y todos tienen cabida. Da igual quién seas y de dónde vengas, los holandeses son abiertos, cercanos y amistosos. Además de altísimos y muy hábiles. Si no, sería imposible sobrevivir sorteando a centenares de ciclistas y tranvías ó subiendo y bajando a diario escaleras en las que tu nariz roza los escalones superiores. ¡Toda una demostración de destreza…!

Nuestro viaje comenzó en Ámsterdam, la capital del país y uno de los destinos más visitados por los turistas. Por mucho que te cuenten que la bicicleta es el medio de transporte preferente en la ciudad, no puedes hacerte idea de hasta qué punto hasta que no estás allí. Sólo en Ámsterdam hay más de 7 millones de bicicletas.

Su capital, conocida como la “Venecia del norte” es una localidad preciosa. Por sus canales, sus flores, sus construcciones de estilo neoclásico y neorrenacentista… Antes de ir alguien me dijo que era una de las ciudades más bonitas del mundo y de la mano de nuestros asturianos Isabel, Yania y Juan comprobamos que si no lo es, está muy cerca de conseguirlo.

Pero viajar a Holanda y limitarse a Ámsterdam es un error. Más allá hay rincones increíbles que merecen ser descubiertos. En nuestros 4 días de estancia pudimos comprobarlo.

Sandra nos descubrió Utrecht. Una de las ciudades holandesas más bellas y antiguas. Lucia nos esperaba en la Haya, la capital administrativa del país y sede del tribunal internacional de justicia. María nos llevó hasta Arnhem. Una de las localidades más verdes de Holanda que prácticamente quedó destruida durante la segunda guerra mundial y que aún tiene presente el recuerdo de aquella batalla en sus monumentos y en sus gentes. Y Luis nos enseñó la zona más industrial y no por ello con menos encanto de Holanda.

A todo ellos gracias por transmitirnos su amor por este precioso país y hacer de nuestro viaje una experiencia única.