Asturianos en Londres (2011)

Cuaderno de viaje de nuestros reporteros

Asturianos en Londres (2011)

- septiembre de 2011María Luengo 

No era la primera vez que visitaba Londres ni mucho menos, pero si que fue Londres en su día mi primera experiencia en el extranjero, hace ya casi 20 años. Por eso éste era un viaje esperado con ilusión. No por accesible y cercano ha de ser menos apetecible ¿verdad?

Y con estas ganas llegamos a la capital del Reino Unido, convertida en una colosal obra. A menos de un año para los Juegos Olímpicos se palpan y se sienten los preparativos, principalmente en las zonas más céntricas y en aquellas que tienen que ver con los medios de transporte que visitantes y deportistas utilizarán. Y se nota y se padece la afluencia masiva de turistas (la mayoría de ellos españoles).

Nuestra intención era pasear por los monumentos, rincones y escenarios más conocidos de Londres. Algo que hicimos realidad con Laura, de Pola de Siero, que nos permitió visitar lugares como el Big Ben, Candem Market o Picadilly Circus. Completamos el recorrido con Jose, de Candás, quién además de llevarnos a hacer la compra a uno de los mercados más antiguos, coloridos y surtidos, nos acercó al puente más famoso de la ciudad y al palacio más fotografiado, Buckingham palace. Y seguimos visitando lugares característicos con Astrid, encargada de mostrarnos Candem, sus mercadillos y su originalidad. Además de un nuevo lugar de culto, la casa de la cantante Amy Winehouse, fallecida como seguramente ya sabéis, a los 27 años de edad y en extrañas circunstancias. Y esto no fue todo, nuestra chica yeyé nos tenía reservada una sorpresa más. Ahí queda eso!!!!

Pero en esta ocasión queríamos también mostrar rincones desconocidos para el turista que, aunque parezca que no, existen. Con Carlos, de Avilés, visitamos una localidad situada en la zona periférica de Londres, dónde se encuentran los campos del Chelsea. Zona residencial de alto nivel que se caracteriza por excelentes instalaciones deportivas y un tipo de vida tranquilo. Allí disfrutamos con él de una exquisita comida en uno de los restaurantes del cocinero británico de moda, Jamie Oliver, y sudamos la “gota gorda” para salir de un laberinto real.

Con David, un “cientificu locu” de Sotrondio nos adentramos en el mundo de la investigación en uno de los centros punteros en enfermedades del intestino. Para después visitar la “catedral”, el impresionante estadio de Wembley, y un colegio de altura, escenario de Harry Potter. Un recorrido que no podría acabar de otra manera que en un tradicional y auténtico pub inglés.

Javier nos mostró el Londres más desconocido, el que habitualmente capta con su cámara. El cementerio de Highgate, con la tumba de Karl Marx, y los grafittis del popular artista Banksy. Recorrido que finalizamos cual safari en medio de un impresionante entorno natural situado en la misma ciudad. Un pulmón verde desconocido para los millones de visitantes que acuden a Londres, y en el que es posible encontrarse animales en estado de semi-libertad.

Así, entre turismo, lugares de culto, y rincones por descubrir transcurrió nuestra semana en Londres en la mejor de las compañías. Fue la primera de agosto, coincidiendo nuestro regreso a Asturias con el inicio esa misma noche de las revueltas callejeras que mantuvieron a la ciudad en jaque durante días. Acontecimientos que no tuvimos la oportunidad de captar. Cosas del destino, y personalmente una pena, ya que desde el punto de vista periodístico me hubiese encantado poder mostraros de primera mano lo sucedido.

Aún así, la sorpresa y la diversión está asegurada. No os lo perdáis!!!!!!

Fotos de nuestro viaje: