Asturianos en Noruega

Noruega, el país de los fiordos

Apenas roza los cinco millones de habitantes pero es rica en petroleo y gas natural

La nación escandinava tiene los mayores índices de salud, riqueza y bienestar social del mundo

Es el país que mejor funciona de Europa. Crece, no tiene paro y su deuda es mínima

Cuaderno de viaje de nuestros reporteros

Asturianos en Noruega

- octubre de 2012Luis Serrano 

Noruega es uno de los países mas verdes de todo el planeta, el último territorio virgen del continente europeo, no sólo por sus exuberantes paisajes sino por el respeto de sus ciudadanos con el medio ambiente. Los fiordos son su seña de identidad, pero hay mucho más que conocer en un país cien por cien sostenible, seguro, solidario y todo un símbolo de bienestar.

Una de las paradas obligatorias es la ciudad de Bergen, la denominada “puerta a los fiordos”, dado que de ahí parten la mayor parte de los ferrys turísticos hacia los fiordos del norte del país. Pero también es famoso por su mercado del pescado. Es uno de los pocos lugares donde te venden salmón salvaje, pero además productos ahumados, mariscos y hasta carne de ballena, toda una experiencia gastronómica como nos muestra Juan Granados.

Y para bajar la “fartura” que mejor manera que dando un paseo por el Bryggen. Nos acompaña Covadonga quien nos muestra y nos cuenta la historia de sus casas de madera.

Antes de abandonar la ciudad, con los hermanos Enrique y Ricardo nos subimos hasta una de las siete montañas que la rodean, el Ulriken, donde se aprecia una vista panorámica de 360º y donde uno se da cuenta de que la naturaleza manda en el país.

Más al norte se encuentra Molde, una pequeña población de apenas veinte mil habitantes, aunque con un aeropuerto y un equipo de fútbol campeón de la liga noruega. Allí, Jonatan nos lleva hasta una de las tantas islas que hay para conocer la historia de los Samis, los habitantes autóctonos del país.

Por último y cerca de la capital, Oslo, se encuentra la población de Lier. Allí se estableció hace pocos meses Belén,quien nos llevará hasta una granja donde elaboran zumo de manzana y sidra. ¿Será como la nuestra?

Sin duda, Noruega es uno de esos países que hay que visitar algún día, eso sí, si decide darse unas vacaciones, lleve la cartera llena de coronas, su moneda oficial. El país mantiene un nivel de vida muy elevado, si lo comparamos al nuestro, y todo resulta muy caro para nuestro bolsillo. No se extrañe pagar por un café siete euros.