Asturianos en Stuttgart

Cuaderno de viaje de nuestros reporteros

Asturianos en Stuttgart

- junio de 2012Irene Tamargo 

Cuando una se siente fascinada por la cultura, la historia y las costumbres alemanas viajar a ese país siempre se presenta como una oportunidad más que apetecible. En esta ocasión el destino era el sur, Stuttgart, la capital del estado alemán Baden – Württemberg. Una ciudad con 600.000 habitantes y rodeada de bosques colinas y viñedos. Un lugar muy tranquilo, donde nos esperaban nuestros asturianos que como siempre han sido unos perfectos anfitriones.

 

Con Laura y Marta recorreremos los lugares más turísticos, una mañana es suficiente para visitar el Palacio Nuevo (Neues Schloss) y el Castillo Antiguo (Altes Schloss), situados en la Plaza del Palacio (Schlossplatz); la zona más comercial (la Königstrasse) y otros rincones que no dejarán a nadie indiferente. Además nos recibieron en su casa de una manera muy especial.

 

Más de 43 años lleva Toni en Alemania y aunque sus hábitos son muy germanos todavía conserva ese carácter afable y acogedor de los asturianos. Con él fuimos al templo del motor alemán, al hogar de una de las marcas automovilísticas más importantes del mundo. No hacen falta más pistas.

 

¿Les apetece salir del casco urbano y visitar un pueblo que parece salido de un cuento? Esslingen será nuestro destino y una avilesina, Andrea, nuestra guía.

 

Con Victoria disfrutaremos de los mejores momentos. Conoceremos la mentalidad ecológica de los alemanes en una visita a una guardería 'de la naturaleza' y oiremos a un angelito, a su hijo Rafael de 3 años, cantar el himno del Oviedo. Les recomiendo que no se lo pierdan. Además haremos un alto en el camino para probar algunos de los platos más deliciosos. Prometemos ir más allá de las salchichas.

 

Con Candela descubriremos que muchos son los jóvenes que han respondido a la oferta de trabajo de Angela Merkel. Los asturianos también se han hecho un hueco en el país.

 

Por último,con Berni, conoceremos cómo es la vida de un Erasmus en Stuttgart; las ventajas y los inconvenientes, incluso los malentendidos con el idioma.

 

Una ciudad sorprendente que se puede visitar en cualquier época del año. Espero que lo disfruten como lo hemos hecho nosotros. Ha sido un placer conoceros a todos. Y por supuesto, gracias a mi compañero Emilio. Ha sido increíble.