Asturianos en Nueva Zelanda

Cuaderno de viaje de nuestros reporteros

Asturianos en Nueva Zelanda

- diciembre de 2010Patricia Fuente 

España y Nueva Zelanda son de los pocos casos en que dos países son antípodas directos. Lo primero que nos llama la atención al llegar es la cantidad de verde que nos rodea. Un paisaje espectacular, pero no es el único. A lo largo de las dos islas que conforman Nueva Zelanda encontramos una gran variedad paisajística: desde regiones volcánicas donde bañarnos en ríos de agua caliente, hasta fiordos que se proyectan directamente en el mar, pasando por espectaculares playas.

Algunos de esos lugares los hemos visto en “El señor de los anillos”, pero lo cierto es que la realidad supera a la ficción.

Otra de las cosas que llama la atención es la escasa población, lo que se traduce en que casi todo funciona de forma muy fluída. No hay que olvidar que Nueva Zelanda tiene poco más de 4 millones de habitantes y más de 30 millones de ovejas. Precisamente la agricultura y la ganadería son uno de los sectores más fuertes del país.

Nueva Zelanda y Asturias están muy lejos, a más de 20 horas de avión. Eso hace que nuestros asturianos no vengan muy a menudo, pero todos ellos están perfectamente integrados en un país del que alaban las oportunidades que ofrece.

Puri, Gloria y Teresa son las que más tiempo llevan. Las tres se fueron a Nueva Zelanda siguiendo a sus maridos, igual que Ana.

Puri ha cambiado los montes de Laviana por los bosques neocelandeses donde encuentra su inspiración y descanso. Con ella conoceremos Rivendell, el país de los elfos y descubriremos si alguna vez se ha encontrado con alguno.

Gloria ha formado una nueva y numerosa familia y está orgullosa de haberse integrado en el país manteniendo sus señas de identidad asturianas.

Teresa sigue echando de menos las croquetas de su tía a pesar de que cada día tiene más problemas para rodearse de gente española con quien practicar el idioma. Ella nos enseñará Auckland, la ciudad más poblada de Nueva Zelanda y la que más barcos de vela tiene en todo el mundo.

Ana después de dejar su Trubia natal está encantada en el país de su marido, aunque de vez en cuando echa en falta algo más de aglomeración a su alrededor.

Rubén, un artista conceptual ovetense será nuestro guía en la capital de Nueva Zelanda, Wellington. Una ciudad muy vinculada al cine y especialmente al “Señor de los anillos”. Promete llevarnos a un lugar muy especial.

Luis es un médico de Mieres que después de viajar con Médicos sin fronteras a numerosos países ha decidido establecerse en Nueva Zelanda, país de su esposa. Es sin duda el mejor anfitrión para enseñarnos uno de los lugares más turísticos del país con lagos de agua caliente e introducirnos en la cultura maori.

Lucía supo desde muy peequeña que quería ser científica. Por eso, en cuanto acabó de estudiar en Oviedo no tuvo problema en salir de España para trabajar. Persiguiendo su sueño ha terminado en Nueva Zelanda. Con ella hemos vivido una intensa jornada donde hemos podido bañarnos con delfines y hasta notar un terremoto bajo nuestros pies.

Para muchos, Nueva Zelanda es “el último paraíso”, despues de ver “Asturianos en Nueva Zelanda”, seguro que entenderán porqué.